TEL 928 29 00 01
Twitter
Plataforma Educamos

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar y personalizar su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más info

Aceptar

Segunda Fase Ciberlandia 2017.

 

Este año un grupo de alumnos de 4º de ESO B, al igual que en años anteriores nos hemos presentado a Ciberlandia, la finalidad de este concurso es la de fomentar el interés de la juventud por la informática y la robótica. Para esto hemos realizado dos talleres y una pequeña investigación que nos han ayudado a iniciarnos a la robótica y a su uso en la vida diaria tanto a nivel personal como a nivel colectivo.

En el primer taller fuimos a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, más concretamente a la Escuela de Ingeniería Informática, allí realizamos una serie de actividades que nos ayudaron a familiarizarnos con la robótica. Estas, consistieron en la elaboración de un robot a partir de piezas Lego con el kit Lego EV3 Mindstorms, y su programación en lenguaje Python.

Se nos presentaron diferentes retos con la finalidad de aprender a utilizar las distintas pautas que podía seguir nuestro robot.

Este taller fue nuestra iniciación en Ciberlandia y a la programación en python que nos hizo darnos cuenta de la complejidad de la robótica y nos preparó para la siguiente ronda.

Unas semanas más tarde recibimos un correo con un pdf, en el que figuraban una serie de instrucciones, se nos indicaba que debíamos investigar sobre el Parque Rural de Teno, las posibilidades de que se diera en el mismo un incendio y elegir una especie en vías de extinción que viviera en unas coordenadas que se nos dieron, nosotros elegimos al Lagarto Moteado.

Con esta información elaboramos una presentación que expusimos en el Museo Elder de la Ciencia, en la misma comentamos como por medio de un dron de vigilancia, se podría evitar la extinción de dicha especie, este fue el comienzo del segundo taller.

Fue toda una experiencia el hablar delante otros colegios que allí se encontraban participando como nosotros, el tener que usar un micrófono, el controlar los tiempos de la intervención, fue todo una experiencia única.

Después de oír el resto de ponencias, nos dirigimos a otra sala en la cual teníamos que programar una serie de tareas que nos parecieron un poco difíciles ya que cambiaron el formato del python pero las pudimos sacar trabajando en grupo. Esperamos pasar a la siguiente fase.

En resumen nos ha parecido un proyecto que nos ha dado la oportunidad de aprender, perder esos miedos frente a un público, programar un robot...etc.

Damos las gracias a Ciberlandia por ofrecernos esta oportunidad y a nuestro colegio por confiar en nosotros, esperamos pasar a la siguiente fase y continuar aprendiendo.

TOP